Vuestra Luna de Miel es, después de organizar la boda, la guinda del pastel, un momento sólo para vosotros, el primer viaje como matrimonio y por eso tiene que ser el viaje más especial de vuestra vida.

El viaje de novios, no tiene que ser siempre a una playa exótica o a un destino lejano… El mejor consejo es que el destino elegido sea uno que os guste a ambos, que os haga ilusión conocer y que pueda combinar los gustos de cada uno para hacerlos comunes y así disfrutar al máximo del viaje para que, de verdad, se convierta el inolvidable.

domingo, 21 de julio de 2013

GUÍA PARA ELEGIR EL MEJOR CRUCERO

Los cruceros son una forma de viajar que se ha popularizado en todo el mundo, comenzó en América del Norte, pero ahora se ha generalizado y hay ofertas de cruceros para casi todo el mundo.

No obstante, hay muchas clases de crucero y elegir el que más se adapte a nosotros y a nuestros gustos será la clave del éxito de nuestras vacaciones. Existe un crucero para cada tipo de pasajero.


Los buques de gran capacidad (Cunard, Royal Caribbean, Carnival, Costa Cruceros, Norwegian, Princess Cruises, Msc…) son los más adecuados para familias con niños, ya que disponen de instalaciones especiales para los más pequeños: salas de juegos, discotecas “light”, programas para adolescentes o servicio de canguro e incluso zonas del comedor con menús adaptados a sus gustos y necesidades.


En estos barcos la diversión está asegurada a cualquier hora, cada día te proporcionan un diario con los horarios de todas las actividades que se organizan en el barco para que no te las pierdas y organices tu vida a bordo, si bien casi todas se organizan en inglés, aunque las compañías más conocidas se esfuerzan por satisfacer las necesidades de sus clientes hispanohablates, el idioma oficial suele ser el inglés. (Compañías de cruceros donde el español es el idioma oficial a bordo son Pullmantur e Ibero Cruceros)


Estos tipos de cruceros, sin embargo también tienen sus inconvenientes, se han popularizado tanto en muchas ocasiones pueden llegar a estar masificados, sobre todo en las comidas, donde suelen haber cola en los comedores más formales o, peor aún, decides ir a la zona del buffet y vas como gallina sin cabeza buscando una mesa libre inexistente.

Para los que planean su luna de miel o un viaje romántico existen otro tipo de buques de un calado más pequeño, de entre 500 (éstos son los llamados por los profesionales “star class”) a 1000 pasajeros como máximo. Estos cruceros suelen tener un servicio más personalizado y lujoso y con itinerarios distintos, ya que pueden acceder a puertos poco frecuentados por los grandes barcos.


Para los amantes de los deportes de los deportes acuáticos, los veleros Windstar o Star Clippers son perfectos, con su plataforma para practicar windsurf, esquí acuático, kayak…

Para aquellos que buscan un ambiente íntimo , tranquilo y lujoso, así como buena gastronomía sus cruceros son los Sea Dream, Seabourn o Silversea, donde todos los camarotes son suites, que cuentan con restaurantes dirigidos por chefs de fama mundial, donde pueden elaborar cualquier plato aunque no esté en la carta y con bodegas con los mejores caldos. Además este tipo de barcos, si suelen tener un auténtico todo incluido: todo tipo de bebidas de las mejores marcas y las tan temidas propinas.


También estos cruceros tienen sus inconvenientes, el fundamental, su precio, mucho más elevado de los grandes buques, lo que conlleva que la edad media de sus huéspedes sea más elevada.


Por último nos encontramos con una categoría intermedia de cruceros (Azamara, Celebrity Cruises, Regent Seven Seas, Oceania Cruises…) que pueden ofrecer unas instalaciones similares a los grandes cruceros pero con un plus de lujo: itinerarios con más noches a bordo en cada puerto, cruceros temáticos o servicio de mayordomo en las suites, bebidas incluidas en las comidas…

Por último, no debemos olvidar otro tipo de cruceros por razón de su destino: como son los cruceros fluviales, lógicamente más pequeños para poder navegar por ríos, los cruceros de exploración, como los de las islas Galápagos o la Antártida o los cruceros por islas exóticas y lejanas, como la compañía Paul Gaugin en la Polinesia.

¿Cuál es tu crucero?